Después de este 9 de Marzo (9M) la vida de las personas volvió a ser la misma: unos a ganarse la vida en las jornadas de trabajo, otros en la búsqueda de empleo; los estudiantes a ganarse sus notas y a buscar la manera de salir adelante; negocios siendo afectados por la extorsión de las pandillas; y así una dinámica en cada esfera social.

Imagen

Después que el Tribunal Supremo Electoral termine el escrutinio final tendremos oficialmente a un nuevo presidente, ya sea de derecha o izquierda, esta será la persona encargada de guiar la política pública durante los próximos 5 años. No obstante, el resto de meses del 2014 será un año cargado de política, pues vienen las elecciones a diputados y concejos municipales en 2015 que completarán el rompecabezas de la política salvadoreña.

El país vive un estado crítico en su área financiera que perjudica la forma de gobernar. Claramente si el próximo presidente no gestiona un pacto fiscal, no hay seguridad plena para la continuidad y sostenibilidad del gasto público en favor de la población desprivilegiada a menos que recurramos a más deuda. No solo bastará con hacer un sistema de evasión y elusión eficaz si no un sistema económico eficiente que permita el progreso del país de manera sostenida. Por otro lado el tema de las pensiones, el combate a la corrupción en el sector público y temas tácitos que aseguran la gobernabilidad democrática como lo son la cobertura y calidad educativa, el abastecimiento de medicamentos y la solidez del sistema de salud.

Los jóvenes estudiantes deben preocuparse de buscar la manera de sobresalir en sus estudios, tratar de formarse adquiriendo las mejores ideas y contribuir a la sociedad en donde quiera que se encuentren a pesar de tener una calidad educativa mediocre que ni siquiera es acorde a la realidad que vivimos y muchos menos a la realidad mundial. Es fundamental que los jóvenes que estén próximos a entrar a la universidad, se hagan más conscientes de las necesidades del país y busquen la manera de cómo empezar a ser influencia para cambiar esas situaciones. La gran tarea de la juventud que se encuentra en los centros de estudios es el aprovechar al máximo la enseñanza para ponerla al servicio de otros y cambiar sus entornos.

Imagen

Padres de familia, personas que son parte del mundo laboral, deben ser más conscientes en la forma de educar y transmitir valores a los hijos y a las personas para las cuales son influencias; no podemos dejar pasar más una sociedad en revanchista, intolerante e irrespetuosa. Los padres de familia tienen el reto de formar a mejores ciudadanos, y los que aún no lo son tienen el reto de poder trascender en sus vidas diarias siendo ejemplo para otros que vienen atrás. Los jefes del hogar deben preocuparse por ser el pilar firme que no haga caer a la familia y las jefas de hogar aquel ejemplo indudable de amor, esfuerzo y valentía.

La vida seguirá sea quien sea el presidente, nosotros preocupémonos por buscar las oportunidades aunque estas sean limitadas, sigamos trabajando con calidad para demostrar las bondades que tenemos, procuremos que nadie toque nuestro derecho a la libertad y a no ponerle a otros en bandeja de oro nuestra dignidad.

ImagenEl país necesita cambios, no de política o de instituciones, si no de personas que sean correctas en su manera de actuar y que sean capaces de guiar a otros a lugares que nunca creían que se podía llegar. Después del 9M sigamos adelante por nuestra familia y por alcanzar nuestro propósito en mente que es lo fundamental.

 

*Articulo también disponible en: http://ilidelsalvador.org/despues-del-9m/

Twitter: @juancarlosmf_