Se han preguntado  si las oportunidades se encuentran con  el hecho de tener perseverancia y nunca cansarse de tocar puertas hasta un día ser escuchado. Se han preguntado también si la palabra justicia puede ser otorgada a todas las personas sin importar credo, condición económica y género… Y por qué la palabra violencia si puede aplicarse a todos por igual. Simplemente son situaciones y preguntas que solo las responden aquellos que viven el cuento de la realidad.

Yo Me Apunto - Mejicanos

¿Cómo podemos tener un modelo de familia si el número de grupos familiares se reduce por la migración y la violencia como consecuencia de los niveles de desempleo, bajos salarios y el difícil acceso al sistema educativo, salud y vivienda? El problema de los jóvenes en El Salvador no es ser ignorados por la corta edad que tienen si no por la pobreza que acarrean. Cada año pareciera que somos cada vez más incapaces de salir de la crisis económica que atravesamos y, que últimamente ha venido agobiada por una crisis político-institucional que no favorece en nada a la solución de los problemas sociales. Sin embargo, quizás el concepto que tengan nuestros “líderes políticos” es que el salvadoreño es bien arrecho y que puede salir de cualquier situación sin importar el obstáculo.

En esta primera etapa de ¡Yo Me Apunto! Se notan 3 características muy destacadas en los jóvenes: primeramente las dificultades económicas con las que ellos contaron para movilizarse a los lugares de capacitación y de juego. Muchos de estos jóvenes –siendo menores de edad en su mayoría- estudian y trabajan al mismo tiempo, cuando en realidad estos jóvenes deberían de estar únicamente teniendo los ojos puestos en el estudio y en su futuro.

Constantemente manifestaban que recibían ataques de pandillas o amenazas cuando se dirigían a la capacitación o la cancha de juego. Para algunos jóvenes tenían que atravesarse lugares donde residen pandillas contrarias a las que hay en sus lugares de vivienda. Preocupa mucho el hecho de que a los jóvenes les sea muy difícil no poder salir de sus lugares de vivienda y movilizarse libremente a otros lugares, un joven manifestaba de que ellos no pueden salir a menos que un adulto los acompañe y, si salen en grupo por las calles corren el riesgo de ser atacados por la pandilla contraria.

Yo Me Apunto - Montreal, MejicanosEste síntoma de la violencia los ha envuelto en un mecanismo de defensa el cual es protegerse con violencia. En ellos mismos se puedo notar la ausencia de valores tales como el irrespeto entre ellos mismos, el uso de lenguaje inadecuado e incluso hacer bromas de carácter violento donde llegan a transgredir la integridad física. Lo preocupante de esto es que cada vez más este tipo de acciones se van aceptando dentro de la sociedad, recordando que dentro de algunos años estos jóvenes serán padres de familia y dirigentes de algún sector de la sociedad.

Los jóvenes tienen capacidad organizativa, de eso no queda duda. A través de las actividades que el grupo de ILID realizó durante las capacitaciones, el campo de juego y de nuestras redes sociales se puede notar el gran trabajo en equipo que estos hicieron a través de la motivación que como organización se les dio. Se está consciente que hacen falta más actividades que vengan de las municipalidades, ONG’s y hasta del mismo Gobierno central para trabajar directamente con los jóvenes y donde ellos puedan aprender valores, arte, enseñanza académica, deportes y otras que los prepare para enfrentar la realidad actual a la que el país se enfrenta y prevenir la violencia.

Como siempre,  se ha manejado el concepto de familia como la base fundamental de la sociedad, por ello es importante asegurar a la familia con las prestaciones básicas que las hará auto reproducirse como el beneficio al agua potable, el acceso a una vivienda digna, luz, teléfono y hoy en día el acceso a internet que tanto facilita y acorta las comunicaciones. Al mismo tiempo asegurar que la inversión financiera llegue al país para la creación de empleos y mejorar las condiciones de los padres de los jóvenes para aumentar la calidad de vida de las familias.

Por otro parte, sabemos que no solo basta con una educación gratuita hasta el bachillerato, paquetes escolares, los jóvenes necesitan asegurar la educación superior y si el gobierno lo tiene contemplado en su plan de gestión debe recalcarse que debe ser superior al 4% de lo que corresponde al Producto Interno Bruto (PIB), puntaje que es la media estimada que los países latinoamericanos destinan al sector educativo. Es lamentable como las municipalidades buscan proyectos de emprendedurismo para beneficiar a su gente y fomentar el desarrollo local porque saben que muchos de esos jóvenes que se van a graduar difícilmente alcanzaran la educación superior. Una tan sola universidad de carácter público y que no da abasto para todo el país y universidades privadas las cuales por sus altas cuotas dejan excluidos a miles de jóvenes del derecho a la educación.

Equipos ganador de Yo Me Apunto - Mejicanos

Por tales motivos ¡Yo Me Apunto! Es un proyecto de prevención de violencia el cual se basa en la enseñanza de valores para la vida y el complemento deportivo que genera un ambiente cargado de compañerismo, tolerancia y trabajo en equipo, formando líderes para las comunidades donde el pensamiento sea transformado a tal punto de generar conciencia hacia una actitud moral e integra en los jóvenes.

Es tiempo de prevenir la violencia, insertando a los jóvenes a la buena educación y que esta sea de carácter integral, basada en valores y actividades complementarias. Prevenir que los jóvenes ingresen a pandillas y asegurarles el ingreso a la educación para que puedan cumplir los sueños que anhelan y mejorar las condiciones de las próximas generaciones de padres de familia debería ser el reto de El Salvador.