En la vida tenemos situaciones negativas que nos hacen detener el avance que llevamos hacia el cumplimiento de nuestro propósito. Si la actitud que tengamos frente a esa situación  negativa es la correcta, entonces poco importaría el daño que podría causarnos. Nos enfocaríamos en nuestras fortalezas y no en las debilidades para salir de ello.

Una clave para no ser débil en el momento de angustia o en un momento de debilidad, es acordarse de las cosas que Dios ha hecho con nosotros en el pasado y pensar que si lo hizo una vez lo volverá a hacer, si nos saco de un gran problema pues lo volverá a hacer… Todo con Fe.

En esta vida poco a poco podemos perder cosas… Pero perdemos la CONFIANZA perdemos todo, es como si nos quedáramos sin nada.

Lo único que pude hacer que perdamos la confianza es que perdamos la PACIENCIA en aquellos momentos de dificultad o de tensión, ejemplo claro de ello es que existe mucha gente que con facilidad renuncia a lo que desea. Dicen que “la paciencia es la madre de todas las ciencias”

 

Es difícil conocer a alguien o a veces ser nosotros mismos quienes han estado cerca de conseguir algo y en ese momento dudamos y, retrocedemos en nuestra vida y en el propósito. Es mejor morir creyendo que morir con la duda. “ESFUERZATE Y SÉ VALIENTE”, “TODO ESFUERZO DE HOY ES LA VICTORIA DE MAÑANA”.