¿Por qué Chávez?, tiene por título una columna de opinión que leí esta semana sobre las “cosas buenas” que el gobierno del “presidente” Chávez ha realizado en su “inestimable, honorifica y democrática” gestión de gobernanza desde hace 13 años cuando asumió el poder en Febrero de 1999.

Para todo héroe (como él) existe un villano; sin las personas malas no existieran las personas buenas. Pues esto será una antítesis de lo que leí.

Los indicadores que demuestran el sistema Chavista son totalmente acertados. El 43.2% del presupuesto a políticas sociales obviamente a reducido la tasa de mortalidad infantil y el analfabetismo, a la vez presentan uno de los mejores índices de Gini (indicador para medir a concentración de riqueza en un país) a nivel mundial. Esto sucede por la intervención del estado en la economía para corregir las fallas del mercado llevándolo a bajar los índices de desigualdad y que tiene por consecuencia una economía ineficiente. Una economía ineficiente no es una economía con crecimiento. No estoy diciendo que reducir los índices de desigualdad sea malo, al contrario es lo mejor para el desarrollo de justicia de la humanidad. Me refiero al costo de oportunidad entre ineficiencia y eficiencia. ¿Acaso no son lo suficientemente capaces para establecer las condiciones necesarias de reproducción sin inestabilizar la economía con la intervención? Pero claro, cuando tienes uno de los oligopolios mundiales como el petróleo es fácil intervenir. ¿Qué fuera de Chávez sin el petróleo? El sabe que tiene el poder y uno de los recursos más grandes (y que está explotando) que demanda la humanidad, pues fijar precios tan baratos de un recurso importante no es problema para Chávez, el sabe que en el largo plazo todos estaremos muertos, incluyendo este recurso.

“Chávez demuestra que se puede construir el socialismo en libertad y democracia” ¿Qué libertad? ¿Somos libres cuando tenemos que depender de lo que el estado pueda hacer? De qué sirve la independencia que proclamaron los héroes nacionales hace 200 años si en pleno S.XXI vivimos bajo monarquías. Es más fácil pedir y vivir a costillas de otro que ponerse a hacer y/o generar condiciones necesarias para la vida. Lamentablemente vivimos en una cultura de aparasitamiento.

¿Adónde queda la dignidad cuando el estado compra la voluntad a cambio de lo que da?  ¿Los elegimos para que nos “representen”, nos hagan “participar” o nos “dominen”? En el régimen Chavista es la última de esas opciones, “quien no es Chavista, no es de Venezuela”

Si el “Presidente” Chávez respetara la libertad nunca hubiera expropiado a muchas empresas, pues hubiera dejado eso y trabajado encima de ello para demostrar que otro mundo es posible sin necesidad de coartar a otros, no hubiera censurado tampoco a medios de comunicación. Una de las paradojas de este “social-comunismo” es que ¿Por qué si busca el bien para todos, por qué le hace daño a la menor parte de la población que en este y todos los casos son los empresarios o ricos? El mayor problema de las personas es que vemos la libertad en función del dinero. La libertad va más allá de eso, va más allá de un simple sistema económico, político y jurídico. La libertad es poder hacer, decir y oír sin temor a ser controlado por algo o alguien, es un derecho inherente con el que nacemos.

¿Si Venezuela es perfecta (casi) porque emigra casi el 2% de la población? (Datos del INE, Venezuela) Pues ellos mencionan que casi tienen pleno empleo. Hay personas que dicen que en Venezuela se vive bien, sin embargo hay que preguntarse ¿Qué es vivir bien? ¿Desde hace cuanto tiempo viven ahí? ¿Cuál es su ingreso? ¿Cuál ha sido la evolución de sus salarios? Si las personas se sintieran contentas con el sistema no buscaran emigrar ni tampoco tuviera el 65% de aceptación a nivel nacional el “Presidente” Chávez.

Es casi una broma cuando los detractores del sistema capitalista satanizan el mercado. ¿Cómo funciona PDVSA? Vía mercado, oferta y demanda; ¿Cómo funciona ALBA PETROLEO? Vía mercado, oferta y demanda. Muchos de ellos dicen que “el mercado es dominado por quienes tienen más plata”, “tener dinero es poder” pero,  ¿Quién tiene el poder del petróleo en Venezuela? ¿A quién le interesa la energía nuclear en América del Sur? Pues ahí tenemos los que quieren dominar ese mercado. La plata la tiene el estado y lamentablemente la gente baila por ella. No es el sistema, son las personas perversas detrás del sistema las que fallan.

Chávez cree que está bien porque su técnica es no escuchar a sus detractores, el cree y hace creer que está en su propia espuma. Obviamente en 13 años su lucha ha sido censurar a quienes no están a favor de él. Chávez esta enajenado con el poder y “quien no es Chavista no es Venezolano” pero quien este con Chávez, allá esta Venezuela esperándole.